El sábado fui a Torrevieja con Madurito Cool a ver el musical de mecano Hoy no me puedo levantar y tengo que decir que es lo más mágico que he visto dentro de un Teatro. Claro, que tampoco tengo demasiado con lo que comparar...

Odio profundamente esa localidad costera. Lo siento por si algún lector es de por allí, pero es que cada día está más muerta y con más gentuza rondando sus calles. Empezaré por el principio.


Madurito Cool y yo fuimos a recoger a un amigo que tenemos allí y que nos llevó a un restaurante donde hacen carne a la parrilla. Llegamos sobre las 20.00 horas porque el musical empezaba a las 22.30. Pedimos unas gambas a la plancha, una botella de tinto y una parrillada para los tres que cuando salió nos quedamos muertos porque de ahí podían comer seis. Total, que nos pusimos como cerdos antes de ir al musical. ¡Y yo toda la semana matándome en el gimnasio y con unas agujetas que todavía me duran!

Cuando terminamos de cenar, quedaban 15 minutos para que empezara el espectáculo, pero, claro, todos conocemos como es Torrevieja y si alguien no lo sabe que no se preocupe, yo se lo explico. En ese municipio nunca hay aparcamiento en casi ninguna calle. Si a eso le sumas que el Teatro Municipal está en el centro, todavía hay menos. Pero si, además, le añades que son tan listos que para hacer el desfile de carnaval cortan la entrada al parking público pues te puedes encontrar dando vueltas como un gilipoyas para dar con un sitio donde dejar el coche. Total, que después de 10 minutos buscando aparcamiento, lo colocamos en una esquina, como hace todo el mundo allí.

Conseguimos entrar al musical a tiempo y nos abstrajimos del mundo durante unas cuatro horas. Reímos, lloramos a moco tendido, nos besamos... Mira, una locura. La de al lado estaba ya hasta el coño de las dos maricas que le había tocado aguantar en la función. Nos miraba de reojo cuando nos dábamos la mano y de vez en cuando ponía una cara que no sabría como describir.

Después de mecanizarnos nos fuimos al pub de ambiente más conocido del pueblo junto al amigo que se había venido a cenar con nosotros. Y ¡SORPRESA! ¿Quién estaba allí? ¡Pues todas las bailarinas mariquitas del musical! Se volvían locas con la música. Y yo pensaba: "joder, no están cansados de bailar después de 4 horas". Y le eché el ojo a uno con el pelo a lo afro.

La noche iba genial hasta ese momento, pero claro, no podía ser todo redondo. En el pub había un solo hetero, tampoco es que hubiera mucha gente... Y el tío iba borracho como una cuba y quizá iba de algo más. Tenía gana de camorra y no paraba de molestar al personal. Se le acercó a Madurito Cool y le echó una chaqueta resudada por encima. Madurito se la dio y le dijo que no le molestara, pero el tío seguía dando por culo. Al final mi chico, que se altera cuando le tocan las narices, le pego un grito y el otro le respondió con un empujón. Y ahí empezó el lío. Varios se metieron a separar.

Cuando parecía que la cosa se había tranquilizado oímos al dueño del pub que lo está echando y el otro decía que no se iba. Durante la discusión, el borracho le metió un guantazo a puño cerrado al dueño y el último cogió una barra de hierro y salió corriendo detrás del alborotador, pero resbaló se calló al suelo. El borracho le dio una patada en la cabeza y le iba a dar una segunda, pero Madurito se puso por medio. Entonces el tío cogió un vaso y lo partió. Ahí fue cuando me entró miedo de verdad porque es un pub pequeño, sin porteros de seguridad, y te pueden matar en un momento y mientras llega la policía tú ya estás enterrado. Madurito Cool cogió entonces un taburete y lo amenazó con tirárselo. Y yo por acto reflejo cogí otro que estuve a punto de lanzarle a la cabeza (no sé por qué, pero me salió así en ese momento). El tío se relajó un poco y se fue del bar. Sinceramente, lo pasé fatal, me sentí indefenso y en esos momentos sólo pensaba en mi Madurito, que seguía entero (si le llega a pasar algo, me da un yuyu).

Los camareros invitaron a las copas que se habían caído al suelo y seguimos allí. Cuando pasó un rato y nos tomamos un par de chorros, ya casi no nos acordábamos de la pelea. Pero aún no acababan las emociones porque resulta que el bailarín del pelo afro estaba caliente como una perra y se acercó a nuestro amigo. Al final terminaron los dos en el cuarto oscuro haciendo guarrerías. Y es que mi amigo a partir de ahora ya no se tira a cualquiera, sólo a actores, bailarines y personajes de la farándula. Es un cazatalentos :D

4 Comentarios:

Thiago dijo...

Bueno, me gusta este post, cari, pq deja traslucir que esta muy enamorado de madurito cool, mas de lo que tu crees o yo creia y que es muy machote que se pelea con los borrachos.

Lo de descubrir nuevos talentos en el cuarto oscuro ya no lo veo yo tan claro,... a ver si al final el talento que descubre es el del tramoyista, jajajajaja

Bezos

Pueblerino Cool dijo...

Thiago, yo estoy enamoradísimo de mi Madurito Cool o incluso más que eso. Lo que pasa es que en el blog no he hecho demasiado alarde de mi amor por él (todavía) porque soy así de rancio ;) Y sí, es muy machote, que le vamos a hacer jejeje.

Bueno, lo de mi amigo cazatalentos está bien siempre y cuando el tramoyista tenga un GRAN talento jajajaja.

¡Un besito!

Miguel Ruiz dijo...

Bien está lo que bien acaba, me alegro que no os pasara nada, no tendría a quien leer por la mañana.
A tu amigo le van los escritores o sólo la farándula??? jejejej, es broma, un beso

Pueblerino Cool dijo...

uhmmm, escritores... Puede ser interesante, lo consultaré con su secretaria jajaja. Besitos, Miguel!

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme algo y Dior te lo pagará

Los comentarios realizados por otros usuarios en este blog son responsabilidad única de los autores de los mismos. El propietario de este blog no se hace responsable de dicho apartado. De todos modos, el autor de Pueblerino Cool se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario que discrimine a las personas por razones de sexo, raza, religión u orientación sexual. Asimismo, podrá a eliminar cualquier texto que considere intolerante u ofensivo.
¡Ya sabes, mari, controla un poco esa boca!
Subscribe