19.2.09

La amistad. Por trigésima vez en un blog

Palabra de: Pueblerino Cool |

He leído en varios blogs temas relacionados con la amistad y sus desengaños. Es un tema muy recurrente, pero que nunca se agota pues hay una gran diversidad de opiniones. Como veo que pocas veces la gente se pone de acuerdo, voy a daros mi visión al respecto.

Los amigos son esos seres que te acompañan en diversos momentos de tu vida. Ser amigo o no de una persona depende de factores tan casuales como sentarte el primer día en la parte izquierda del aula en lugar de en la derecha. Así de azarosa y caprichosa es esa relación tan especial que llamamos amistad.

Hay gente que le da muchísima importancia, otra que considera que es mejor no ensalzarla demasiado y yo soy de los que opinan que hay que disfrutarla al máximo mientras dure, pero sin poner la mano en el fuego por nadie. Ciertamente, creo que sí pueden existir los amigos para toda la vida, pero todos terminarán haciendo algo que te defraude en un momento dado. Tú también se lo harás a ellos.

He tenido muchos amigos, todos ellos muy distintos entre sí. Mi adolescencia ha estado llena de amigos, al menos nosotros nos considerábamos como tal. Fui un quinceañero muy popular, me juntaba con medio pueblo y, por cosas de la edad y de la integridad e inocencia que se tiene en esa etapa, pensaba que esas personas me durarían para toda la vida. Tristemente, no fue así, aunque sigo recordando a casi todos con cierto cariño por la etapa que vivimos juntos. Ellos, según demuestran, también me recuerdan de la misma manera a mí. Sin embargo, cuando te cruzas por la calle a esas personas que formaron parte de tu vida incondicionalmente durante un periodo bastante importante, no tienes nada de qué hablar, nada en común. La conversación se limita a "hola, tío, ¿cómo te va?" y a los "¿te acuerdas de...?". Ahí acaba todo con una persona con la que antes pasabas horas y horas hablando de cualquier cosa y descubriendo esos placeres de la vida adulta que tanto te llamaban la atención.

Todavía me quedan amigos de ese tiempo, aunque, si me pongo a pensarlo, la mayoría lo han sido desde que iba a párvulos. Quizá ésos sean los amigos a los que la mayoría denominamos "de verdad" o "para toda la vida". De los demás no hay ni rastro. Ahora vas con otra gente. Ok, si esos amigos "de verdad" están ahí para siempre, pase lo que pase deberían seguir ahí, ¿no? En mi opinión, tampoco hay que estar tan seguro. Tarde o temprano tendrás que salir del pueblucho para desarrollarte profesionalmente y la relación se irá enfriando inevitablemente por la distancia. Al principio las llamadas serán constantes, después se irán espaciando más en el tiempo para luego limitarse a una llamada por navidad y por cumpleaños. Tras unos años quedará sólo en la llamada de navidad y, posiblemente, después sólo enviarás una postal electrónica. Por eso digo que la amistad es pasajera, un tránsito condicionado por los intereses de un momento dado.

Es triste aceptarlo, pero todos sabemos que los desengaños están ahí. Y yo me he llevado muchos, no sé vosotros. Como suelo decir: "Los amigos de verdad se pueden contar con los dedos de una mano, pero esos amigos a veces te mutilan algún dedo".

6 Comentarios:

Miguel Ruiz dijo...

Los amigos son una cosa que cambia conforme tu vida va cambiando, algunos se conservan para siempre pero otros van cayendo por el camino esa es la vida, renovarse o morir. Con respecto a lo de las mutilaciones pues si de vez en cuando ocurre pero como cada persona es un mundo, siempre tendremos diversidad de opiniones y hay amistades que no aceptan esa diversidad.
Lo peor de todo es que ambos (los amigos peleados) siempre tendrán sus razones lógicas.

un beso pueblerino

rmandomm dijo...

lo mismo me pasa un abrazote y gracias por tu comentario

Thiago dijo...

Bueno, tu visión es un poco amarga, pero tiene bastante de realidad. Claro. SAbes yo lo que hago es que a los amigos no les pongo a prueba ni les llevo cuenta de nada ni les exijo demasiado y asi ni me fallan ni yo a ellos. La amistad es igual de bella que el amor, y como bien dices hay que disfrutarla al maximo en cada momento, pero no hay que mitificarlo ni llorarlo demasiado. Al final la vida te va dando unos y otros...

Puede ser que por motivos de estudios y vivir cerca y tal puedas tener algunos amigos para toda la vida, peero no es lo corriente y unos se echan novia, otros novios, otros se van al quinto coño.... Yo creo que lo bonito es descubrir y conocer nuevos amigos, como conocer y descubrir nuevos blogs y...¿porqué no decirlo? nuevos amores, jajaja

Bezos.

quéinsólito dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo que dices...los amigos están para disfrutarlos igual que ellos te tienen a ti para disfrutarte...lo mismo que la pareja...no es nada gratuito. Nadie es amigo o pareja de nadie por nada. Es un toma y daca...interesado y el que dice que no miente, pero de un interés precioso. Para bañarse en la vida más acompañado.

Pueblerino Cool dijo...

Miguel: Sí, los amigos peleados siempre tendrán sus razones lógicas, por eso, muchas veces no se perdonarán nunca.

Thiago: Quizá es lo que haya que hacer, no exigir mucho a una relación de amistad. Tienes razón, en que es bonito descubrir nuevos amigos. Siempre he sido de los que piensan que hay que tener amigos hasta en el infierno ;)

Quéinsólito: Estoy de acuerdo en que es un interés precioso. Me gustó eso de bañarse en la vida, jeje.

asi es dijo...

tienes toda la razon.yo soy todavia muy joven pero me estoy empezando a dar cuenta de ello :(

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme algo y Dior te lo pagará

Los comentarios realizados por otros usuarios en este blog son responsabilidad única de los autores de los mismos. El propietario de este blog no se hace responsable de dicho apartado. De todos modos, el autor de Pueblerino Cool se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario que discrimine a las personas por razones de sexo, raza, religión u orientación sexual. Asimismo, podrá a eliminar cualquier texto que considere intolerante u ofensivo.
¡Ya sabes, mari, controla un poco esa boca!
Subscribe