Ser la mari de tu grupo de amigos no sólo te convierte en una más cuando estás solo con las chicas. Eres mucho más que eso...


Para tus amigas tener un amigo gay es "lo más, nena". Y es que "con él se puede hablar de todo porque es como una tía pero más experimentado". Por supuesto cuando dicen eso se están refiriendo con palabras finas a que eres más puta que las gallinas y todo lo que ellas quieran saber tú ya lo habrás probado porque eres capaz de hacer todas las guarradas que a tus amigas del alma se le pasan por la mente.

En realidad, es cierto... ¡Pero es que, hija, para superar las fantasías sexuales que me cuentas tampoco hay que ser un gurú del sexo! Les llama mucho la atención el sexo anal, eso que ninguna supuestamente ha probado y que, si lo ha hecho, jamás lo reconocerá delante de las demás. Obviamente, tú sí lo sabes, lo sabes todo. Conoces hasta lo que sintió cuando notó entrar el último centímetro. Por supuesto, te cuentan su experiencia porque tú sabrás qué contestarles y podrás resolverles todas sus dudas. Eres como su Lorena Berdún particular. Tiene gracia...

El sexo al aire libre, en sitios públicos con mirones cerca y esas cosas, también les atrae mucho. Hasta ahí, todo bien. Lo complicado viene cuando empiezan a pedirte consejos sobre el sexo vaginal. Tú en realidad piensas: "Nena, yo que sé, ¿acaso crees que tengo coño?" Pero no lo dices, no puedes dejar que tu reputación de sexólogo del grupo caiga por los suelos sólo por no saber qué contestarles. Tienes la típica salida y les dices que "lo mejor es que te lo hagan brutito, pero tierno". Eso les hace mucha gracia y, como en el fondo todas son igual de guarrillas que tú, se ponen a imaginar como las dominan y las utilizan como objeto sexual.

En fin, que les encanta a las pobres contartelo todo porque tú no te vas a escandalizar ni las vas a llamar putas como posiblemente haría la amiga de turno si se enterara de que la otra fantasea con probar lo más profundo y blanco que le pueda ofrecer su amante.

Pero la cosa no queda ahí. Un amigo gay es multiusos para sus mariliendres. De sexólogo pasa a ser su estilista particular. Por supuesto, sin cobrar un duro. Todas te comentan lo que se van a poner para ir a tal o cual fiesta o evento. Pero siempre tienes a tu amiga la insegura que no sabe combinar nada y que, a pesar de tener un cuerpo que muchas envidian, va ocultándolo como puede porque, según ella, es horroroso. Ahí te toca hacer de psicoestilista. Primero la tienes que convencer del tipazo que tiene y de que se puede poner lo que le apetezca. Ahí viene el dilema. "Nene, me ha salido un acto superimportante y hay que ir elegante, pero yo no sé que comprarme...". Al final con el alcohol de la noche recorriéndote las venas terminas prometiéndole que la acompañarás con su madre a mirar trapitos para su evento la semana siguiente. Obviamente, al día siguiente suplicas a Dios que no se acuerde de eso, pero la nena no recuerda nada de lo que hizo el sábado excepto eso, que se le quedó grabado a fuego. Cuando el lunes recibes la llamada, es la hora de la siesta y acabas pasando del móvil y lo pones en silencio para que no te vuelva a molestar. "Mañana le diré que estaba en la universidad liado con un trabajo y que me dejé el teléfono en casa", piensas.

"No es por ser mala persona, pero es que tengo mi vida", pienso. Ser consejero te gusta porque, en parte, todas te adoran y eres el centro de su atención en ese tipo de cosas y siempre cuentan contigo para todo, pero, ¡por Dios, que te dejen vivir tranquilo!

Lo peor: cuando te llaman insistentemente mientras estás echando un polvo con tu Madurito Cool...

5 Comentarios:

Miguel Ruiz dijo...

Buenos dias, una pregunta maliciosa, ¿sólo aconsejas amigas? o te puedo pillar pa consultas masculinas, jejej. un beso

Bemarvi dijo...

¡¡Hola!! =)

Primero de todo decirte que gracias por comentar en mi blog y que el tuyo está chulísimo. ;)

Te he agregado al MSN el e-mail de Gmail que está en tu perfil. ¡Ah! ¡Por cierto! Te pongo en lo de seguir los blogs jaja =D

¡¡Un beso y saludos!! =)

Pueblerino Cool dijo...

Bemarvi, encantado de que nos leamos a partir de ahora ;)

Miguel, jajaja que malo! Claro que sí, el consultorio está abierto para todos!

Un besote a los dos!

Alimatou dijo...

hola, es la primera vez que entré acé y me ha gustado el blog. Este post es una verdad como un templo, sexólogo y estilista. Lo bueno es que yo no tengo dotes para ninguna de las dos, bueno, de sexo tengo un poco más de conocimiento, hehe interesa más. De moda, directamente paso. Seguriré por aki. Me hace gracia que llames a tu novio madurito cool, jeje muy curioso.

Pueblerino Cool dijo...

Uy, no me había dado cuenta de este comentario. Me alegro de que te haya gustado el post.
Hay mucha gente que pasa de la moda, pero siempre hay que saber combinar un poquito, jeje.

Un besito, Alimatou ;)

Publicar un comentario en la entrada

Escríbeme algo y Dior te lo pagará

Los comentarios realizados por otros usuarios en este blog son responsabilidad única de los autores de los mismos. El propietario de este blog no se hace responsable de dicho apartado. De todos modos, el autor de Pueblerino Cool se reserva el derecho a eliminar cualquier comentario que discrimine a las personas por razones de sexo, raza, religión u orientación sexual. Asimismo, podrá a eliminar cualquier texto que considere intolerante u ofensivo.
¡Ya sabes, mari, controla un poco esa boca!
Subscribe